Medicina Natural para el Vitiligo

Desactivado Por Lorenzo de Armas

Los remedios naturales para el vitiligo han sido explotados en gran medida en las últimas décadas, ya que hay ciertas hierbas e ingredientes naturales que pueden mejorar la condición de los pacientes con vitiligo.

El vitiligo es una enfermedad que afecta a la piel y se manifiesta a través de la piel despigmentada. La condición es causada por el hecho de que los melanocitos, las células que son responsables de la coloración de la piel, o son defectuosas o están inactivas.

Si deseas detener la propagación del vitiligo y comenzar desde hoy a repigmentar tu piel, Haz Click Aquí y conocerás exactamente el nuevo método que te aseguro hará que recuperes el tono uniforme de tu piel de una vez por todas.

En este artículo le revelamos como puede ser tratada esta enfermedad de la piel con ingredientes naturales, los cuales se ha podido comprobar su eficacia cuando se usa de manera constante, como son: las semillas de rábano, el vinagre, la cúrcuma y el aceite de mostaza. Veamos sus beneficios y como combinarlo para hacer de estos una medicina natural para el vitíligo.

Las Semillas de Rábano y el Vinagre

pasta de vinagre y semillas de rabano para vitiligo

Las semillas de rábano y el vinagre pueden usarse combinados como una medicina natural para mejorar la apariencia de la piel y combatir las manchas blancas. En la medicina natural, las semillas de rábano se utilizan más a menudo por vía tópica, en forma de pastas que se obtiene a partir de polvo de semilla de rábano.

Por su parte el vinagre tiene algunos beneficios médicos, ya que contiene ácido acético, que es un agente antibacteriano de gran alcance. La cantidad de ácido acético en el vinagre es variable, según el tipo de vinagre; sin embargo, el vinagre más común disponible en el mercado contiene ácido acético entre 4 y 8%. El vinagre decapado contiene más ácido acético (hasta 20%). En la medicina alternativa, se puede utilizar el vinagre más diluido.

Cómo Usar las Semillas de Rábano y el Vinagre

Las semillas de rábano y el vinagre se deben utilizar en una mezcla cuando se aplica en los pacientes con vitiligo. Una pasta debe prepararse empleando de 35 a 50 gramos de semillas de rábano (en polvo) y 2 cucharadas de vinagre (debe tener una concentración de ácido acético no más de 6%). La mezcla se aplica sobre la piel despigmentada dos veces por día.

Cuando se utiliza de forma regular, la solución debe ayudar a regenerar la melanina y esto significará que la piel tendrá su color de fondo. Para obtener resultados óptimos, la pasta de semillas de rábano se deben utilizar por lo menos durante seis meses. La pasta debe ser siempre recién preparada, ya que si se prepara un par de días antes, los ingredientes pueden perder sus propiedades curativas.

Esta pasta no causará irritación u otros efectos secundarios, por lo que se recomienda a todos los pacientes que sufren de vitiligo. Además de la solución de semillas de rábano y el vinagre, el paciente también tendrá que tomar baños más frecuentes y obtener al menos 10 minutos de sol al día, ya que estas actividades pueden aumentar la actividad de la melanina.

La Cúrcuma y el Aceite de Mostaza

curcuma y aceite de mostaza para las manchas

La cúrcuma es una planta anti-inflamatoria y antiséptica de gran alcance, que pertenece a la misma familia de plantas que el jengibre. La cúrcuma se utiliza ampliamente en la medicina oriental, tanto interna como externamente.

Cuando se usa internamente, la cúrcuma será un refuerzo del sistema inmunológico natural. Externamente, la cúrcuma puede curar o prevenir infecciones.

Por su parte el aceite de mostaza también se utiliza tanto interna como externamente. Se usa internamente, el aceite puede tener un efecto estimulante del sistema inmune, trabajando también como un desintoxicante del hígado.

Algunos estudios también han demostrado que el aceite de mostaza puede prevenir enfermedades cardiovasculares. Cuando se utiliza externamente, el aceite de mostaza ayuda a calmar la piel y estimular la circulación sanguínea.

Como Usar la Cúrcuma y Aceite de Mostaza

La cúrcuma y el aceite de mostaza se pueden mezclar y usar en el tratamiento de las manchas de vitiligo. La solución se puede preparar usando 5 cucharadas de cúrcuma en polvo y de 200 a 250 ml de aceite de mostaza. Los ingredientes se deben mezclar a fondo hasta crear una pasta homogénea.

La solución debe ser aplicada externamente, dos veces por día. Si se usa regularmente durante más de 6 meses, no debe haber resultados visibles. Sin embargo, los resultados pueden variar de paciente a paciente. Los parches pueden disminuir o incluso desaparecer. A diferencia de otros tipos de tratamiento, la mezcla de cúrcuma y aceite de mostaza no tendrá ningún efecto secundario.

Te Aseguro que esto te va a Interesar

Te invito a que conozcas el método exacto que seguí para repigmentar mi piel de una vez por todas. Haz Clic Aqui para saber más…